Vino de Pago

La bodega se encuentra situada dentro del viñedo, ofreciendo un concepto de explotación cerrada, es decir como si de un vino de pago o de finca se tratase, donde única y exclusivamente se elabora la uva producida en el viñedo situado en el entorno de la bodega.
La bodega está dotada de la más moderna tecnología para elaborar este tipo de vinos, estando especialmente adaptada a la elaboración de estas variedades de uva, y dimensionada para la producción de uva resultante de los viñedos propios.
Las vendimias de Albariño y Godello se recogen por separado y en su momento óptimo de madurez, transportándose hasta la bodega en cajas de pequeña capacidad, donde también se elaboran por separado.

Aromas desde los hollejos

Los racimos que llegan íntegros a la bodega, son primeramente despalillados para eliminar los raspones de sabor herbáceo y astringente, para después estrujar suavemente los granos de uva, donde se liberan los mostos junto con sus hollejos. Pasando a continuación a una prensa neumática, donde primeramente las bayas estrujadas se las deja macerar unas horas, para permitir un mayor paso de aromas desde los hollejos hacia el mosto. Después se acciona la prensa, a fin de obtener con una suave presión unos perfumados mostos que siguen su proceso de elaboración.

Sedimentación estática

Antes de la fermentación alcohólica, los mostos son despojados de las partículas en suspensión que llevan, en una operación conocida como desfangado, donde mediante una sedimentación estática en frío de 24 a 48 horas, se separan los sedimentos o fangos, de los mostos limpios, para lograr vinos con aromas más limpios y elegantes.

Un Desarrollo AV Media / para © Pago Casa del Blanco