Mirando al río Asón

Los viñedos y la bodega se sitúan en las pindias laderas del pueblo de Nates, localidad del municipio de Voto (Cantabria, España), con una altitud de 150 metros sobre el nivel del mar.
En el fondo del valle y hasta donde alcanza la vista, el río Asón se vuelve sinuoso, con amplios meandros y va ensanchando su cuenca y sus aguas para llegar a lo localidad de Limpias, siendo en este tramo navegable, pues se convierte en ría.

La Aparecida, Ampuero, Rasines...

Desde la cercana Ramales (próspera e histórica villa), la carretera, que viene de Burgos, por los Tornos, seguirá al Asón hasta Colindres; el río, ya muy crecido, la atravesará a menudo; aunque a veces, la deje de lado, como al pasar por Udalla (donde casi refleja a su gótica iglesia). En este tramo, el río se vuelve sinuoso, con amplios meandros, hasta alcanzar a Marrón (en su monte, desde La Aparecida, se contempla todo el valle) y a Ampuero (rica villa, con bellos rincones populares, torres, casonas y tradiciones —son famosos sus Encierros—), donde se une el Vallino y el Bernales; Rasines (también de Casonas) ha quedado un poco alejado de su paso.

Entorno marcado por el río

El río va ensanchando su cuenca y sus aguas, y al llegar a la villa de Limpias, casi sigue siendo navegable, pues ya empieza a ser ría (ya que fue, hasta el XIX, un importante puerto de transporte con Castilla y con América, y este pasado se refleja en sus monumentos). Enfrente, en la orilla izquierda —un largo puente les une—, deja a Angostina (con su estación de tren y su cantera); y, también en esta orilla, enseguida, Voto (primero Carasa, y el resto, en la ría de Rada —que se prolonga hacia el Valle de Aras—, y donde inciden el Clarión y el Clarín).

Un Desarrollo AV Media / para © Pago Casa del Blanco